Panorama Acuicola 

English | Español

Mercado de Mejillones-Mayo 2010

Reportes de mercado17 de junio de 2010

La caída de la demanda generada por la crisis económica ha afectado el comercio internacional de mejillones, incluidas las exportaciones de Chile.


Después de más de diez años de crecimiento sostenido, la producción chilena del mejillón (Mytilus chilensis) cayó por primera vez. En 2009, la cosecha de mejillones ascendió a 167 876 toneladas, una caída del 16% comparado con el 2008. La acuicultura chilena de mejillones había más que duplicado su producción de 80 558 toneladas en 2004 a un máximo de 199 168 toneladas en 2008.

Varios factores influyeron en la industria del mejillón en 2009. En primer lugar, la crisis financiera internacional provocó un cambio en los patrones de compra por parte de los principales consumidores de este producto, siendo los productos más grandes los más popular. El recorte de la demanda obligó a muchos productores chilenos ha retrasar las cosechas y ha buscar mercados alternativos para evitar la sobreproducción. Sin embargo, coincidentemente, las cosechas fueron menores, y por lo tanto la producción de biomasa en realidad mostró una reducción significativa, que se refleja en las cifras de producción. Las causas de este bajo nivel de crecimiento no son claros aún, pero es posible que "La Niña", que hace que la temperatura del agua se reduzca, podría haber afectado a la producción, o que algunas áreas fueron excesivas.

A principios de 2010, Chile se vio afectada por un terremoto seguido por un tsunami, que tuvo un grave impacto en la industria pesquera. Algunas granjas están seriamente dañadas por el cambio de las mareas causadas por el tsunami, que conduce a variaciones significativas en los niveles de agua y las corrientes, a su vez dañan las líneas de producción, y en algunos casos, destruyen las poblaciones en cultivo. Sin embargo, el daño a las plantas de transformación fueron menos significativa, aunque algunos productos terminados que se encontraban en contenedores o en cuartos fríos en espera de ser enviados se perdieron. Los envíos se demoraron como consecuencia de la interrupción en el suministro eléctrico y de combustible y las dificultades con el transporte por carretera. Por lo tanto, los pronósticos de recuperación en el 2010 tiene que ser reducido.

Baja demanda y menores resultados de producción en caída de las exportaciones

La caída de la demanda generada por la crisis económica ha afectado el comercio internacional de mejillones, incluidas las exportaciones de Chile. Casi el 90% de las exportaciones chilenas se destinan a los mercados desarrollados, que fueron los más afectados por la recesión económica. El principal mercado es la UE, en particular, en España, donde la crisis económica fue muy fuerte. Las exportaciones chilenas de mejillones en 2009 ascendieron a 38 572 toneladas por valor de USD 94,4 millones, lo que representa una caída del 15% y 28,5% en volumen y valor, respectivamente. Como resultado, el valor unitario de las exportaciones cayó un 16% en la comparación año a año, en línea con una tendencia general a la baja de los precios internacionales. Esta caída en el comercio exterior es el primer revés después de cinco años de crecimiento sostenido de las ventas a los mercados extranjeros.

El principal producto de exportación chileno son los mejillones congelados, que representa el 92,5% del total de los volúmenes exportados. En términos de valor, la proporción de productos congelados es menor, con 84%. El segundo producto de exportación principal son los mejillones en lata, con 2 854 toneladas por un valor de USD 15,2 millones. Representa el 7,5% y el 16% del volumen total exportado y valor, respectivamente. Las exportaciones de productos frescos/productos vivos son marginales. Vale la pena señalar que la tendencia a la baja en el valor unitario era de aplicación en todas las líneas de producción, siendo mayor en los productos congelados (-20%) que en conservas (-12%). Por el contrario, las compras de los mejillones en conserva por los mercados extranjeros fue la única que registró un aumento del comercio, (+65% y 45% en términos de volumen y valor), lo que permitió la exportación de este producto se duplique.

Como ya se mencionó, la UE es el principal mercado de destino para las exportaciones, con una cuota del 74% en términos de volumen (28 740 toneladas por valor de USD 71 millones), seguido por EE.UU. con una cuota del 15% (5 859 toneladas, USD 14,2 millones ). Mientras que las ventas a los mercados de la UE se redujo significativamente (-24% en términos de volumen, -37% en términos de valor), las compras de los principales mercados, mostraron un crecimiento positivo (EE.UU.: +31%, +45%; América Latina: + 18%, 9%, en términos de volumen y valor, respectivamente). También vale la pena señalar que sólo el comercio con el mercado de EE.UU. mostraron una tendencia positiva en el valor unitario (+11%). España es el principal mercado, con 9 407 toneladas por valor de USD 29,4 millones (estas cifras representan una cuota del 24% y 31% respectivamente). Más de dos tercios de las compras por parte de España son productos congelados, ya que esta es una de las más importantes fuentes de materia prima para la industria conservera española, sustituyendo la utilización de mejillones interno para la industria conservera. Otro punto a destacar es que los mejillones chilenos entran en la UE y los mercados de los EE.UU. con el arancel de 0%.

Recuperación de las expectativas y la necesidad de aplazar la diversificación de mercados

El impacto del terremoto y el tsunami que afectó a Chile a fines de febrero 2010 obligo a los operadores a posponer las expectativas de una recuperación de la industria en 2010, aunque en el mediano y largo plazo, las perspectivas del sector son solidas.

La desaceleración de la demanda causada por la crisis internacional ha hecho evidente que hay una necesidad de diversificación de mercados. En consecuencia, la industria está empezando a trabajar en varios frentes. En primer lugar, otros mercados potencialmente relevantes, tales como México y Brasil han sido identificados. En ambos mercados una de las ventajas competitivas del producto chileno es sus precios más bajos en comparación con los productos de otros orígenes, por ejemplo Nueva Zelanda. En el caso de Brasil, ya se ha expresado la intención del gobierno para incrementar el consumo de pescados y mariscos, lo que presenta como otra oportunidad de mercado, al igual que el buen desempeño en términos de crecimiento económico. El nicho de mercado, que la industria está apuntando, es el mercado interno. La estrategia para ganar nuevos mercados se centrará en la calidad del producto, la certificación de las prácticas de la acuicultura chilena y la modernización de la industria, así como la promoción de la iniciativa de utilizar el nombre de "mejillón chileno" para colocar el producto en los mercados internacionales.

En Chile el consumo actual de los mejillones se estima en 14 000 toneladas, alrededor de 10% de la cosecha total. Se realizarán campañas con el objetivo de aumentar el consumo interno de cuatro veces. Por el lado de la producción, la Asociación Chilena de Productores (AmiChile) está trabajando para la exportación de mejillones vivos a la UE. Esto se percibe como un nicho de mercado bueno, considerando que aproximadamente la mitad del consumo español de mejillones es fresca y productos vivos. Estos esfuerzos tienen como objetivo aumentar el acceso a los mercados más diversos, pero al mismo tiempo a continuar centrándose en productos con valor agregado.

Por: Javier López Ríos (INFOPESCA).

© FAO GLOBEFISH 2010.



Boletín de noticias


Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones