Panorama Acuicola 

English | Español

Blog

Editorial de abril 2014

Un S.O.S a la camaronicultura en México

01 de abril de 2014

Al parecer una de las opciones que pueden tener los productores de camarón en México para continuar produciendo camarón después de confirmarse la presencia del Síndrome de Mortalidad Temprana (EMS, por sus siglas en Inglés) o Síndrome de Necrosis Hepatopancreática Aguda (AHPNS, por sus siglas en inglés), que causó graves pérdidas económicas al sector en 2013, es la alternativa de desarrollar sistemas cerrados de Biofloc bajo invernaderos, que les permita a los acuicultores mantener los cultivos aislados de fuentes de agua del medio ambiente el mayor tiempo posible hasta alcanzar una talla adecuada a los precios de mercado, sin pasar por la fase en estanques de tierra con recambios de agua, o al menos mantener el cultivo lo menos que se pueda durante esta etapa final.

Para lograr esto, los acuicultores tendrán que modificar sus sistemas de cultivo desde una modalidad semi-intensiva a una intensiva, incrementando la densidad poblacional de los cultivos y la capacidad de carga biológica de los sistemas, haciendo uso de tecnologías disponibles que hagan esto posible, con un resultado final en el aumento del uso de energía por unidad de producción.

Esta reconversión tecnológica de la camaronicultura en México, requiere de una inversión importante por parte de los acuicultores afectados por enfermedades anteriores al EMS desde un par de años atrás. Es claro que muchos de ellos no estarán en posibilidad de realizar estas inversiones, y otros más no tendrán el ánimo suficiente para hacerlo después del desgaste que han tenido durante estos años.

Es momento para que las autoridades del país en la materia intervengan para evitar una desbandada de inversionistas privados en el sector, la quiebra de algunos otros y refuercen el ímpetu de los que aún están buscando alternativas con estas nuevas tecnologías. No hacerlo sería un acto de ineptitud e irresponsabilidad. A estas alturas de la situación ya se deberían de haber desarrollado estrategias económicas para el re-financiamiento de la deuda de la industria que quedará en cartera vencida con los bancos acreedores, si el Estado no interviene con planes de garantías, fondos emergentes o algún otro instrumento que permita a los acuicultores disminuir la presión financiera que tienen y les den algunos recursos para iniciar esta reconversión tecnológica.

Si bien es cierto que hay importantes avances en la gestión gubernamental para la atención de este siniestro, se requiere la participación de muchas otras dependencias que de alguna manera pueden realizar importantes aportaciones a este sector. En materia de sanidad acuícola, la precepción del sector es que ha habido una respuesta difusa, inconsistente y de poco valor dada la gravedad de la situación. Tampoco hay una coordinación de las instituciones de investigación que pudieran aportar esquemas de producción intensiva en Biofloc que faciliten la transferencia tecnológica de estos sistemas a los acuicultores que están realizando estas inversiones. Una buena parte de los recursos que el país va a invertir en desarrollo tecnológico en el sector agropecuario y pesquero, bien debieran destinarse estos años a la reconversión tecnológica de esta industria. Otros recursos disponibles podrían ser los que fomentan las exportaciones agropecuarias. México ha dejado de exportar una importante cantidad de camarón desde que los cultivos se vieron afectados primero por la Mancha Blanca y después por el EMS.

Todo se reduce a un trabajo de gestión que conlleve a atraer recursos económicos desde todas las fuentes posibles, de gobierno y privadas, que faciliten a los camaronicultores incursionar en esta reconversión tecnológica de la producción. La percepción del sector es que aún falta mucho por hacerse.

 

 

Archivo

2017


2016


2015


2014


2013


2012


2011


2010


2009


2008


2007


2005


2004


2003




Boletín de noticias


Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones