Panorama Acuicola 

English | Español

Blog

Editorial de marzo 2012

Inversión improductiva

07 de marzo de 2012

El presupuesto anual de la CONAPESCA (Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca de México) ha venido creciendo en los últimos 10 años a un ritmo de 24% anual, pasando de USD$4 millones en el año 2001 a poco más de USD$250 millones en 2012.

Estas cifras indican, sin lugar a dudas, la habilidad del Comisionado titular en turno, que ocupa el puesto desde el año 2003, de ser un excelente gestor para negociar estos presupuestos con la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, haciéndolos incrementar año con año, hasta llegar a las cifras actuales, siendo este presupuesto el más alto en el sector en los últimos 10 años.

Sin embargo, cuando se compara esta inversión en la pesca y acuicultura, contra el aumento de la producción anual de pescados y mariscos en el país, los resultados son totalmente contradictorios.

Mientras que el presupuesto anual de la CONAPESCA crece a una tasa promedio anual del 24%, en estos mismos diez años, la producción pesquera de México solo ha pasado de 1’520,000 t en 2001 a 1’619,000 t en 2010, con producciones variables hacia la alza y hacia la baja durante todos esos años, dando un promedio de crecimiento anual de 0.5%.

En resumen, el país ha incrementado su gasto e inversión en pesca y acuicultura en un 98% en estos diez años, y solo ha incrementado la producción en 6% si comparamos la del año 2001 con la del año 2010. La gestión para incrementar los presupuestos ha sido muy buena, la aplicación de los mismos, no tanto.

Habría que revisar a dónde se destinan estos recursos, que a la postre resultan improductivos en términos de volumen y valor de la producción. Inútil sería entrar a discutir ahora los cuestionados subsidios a la pesca que en términos generales no contribuyen a incrementar el volumen de producción de ninguna de las especies seleccionadas, como ya se ha demostrado.

Lo que sí valdría la pena subrayar ahora es que, con un volumen de producción estancado en los últimos 10 años, mantener el consumo per cápita de pescados y mariscos de la población mexicana, solo considerando el aumento de la población durante estos diez años, sin considerar un aumento en el consumo, únicamente puede ser logrado mediante las importaciones, como ha venido sucediendo en los últimos años, cuyos volúmenes se han incrementado escandalosamente, sobre todo en el caso de tilapia, camarón y basa, todas especies de acuicultura.

Esto bien podría ser un indicativo para que en el futuro se replantee la inversión de estos presupuestos a fomentar la producción de estas mismas especies en México, que ahora se importan en volúmenes que superan las 100 mil t anuales.

Archivo

2017


2016


2015


2014


2013


2012


2011


2010


2009


2008


2007


2005


2004


2003




Boletín de noticias


Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones