Panorama Acuicola 

English | Español

Blog

Editorial de diciembre 2008

¿Y el Fondo PROMAR?

22 de diciembre de 2008

El 24 de Julio del 2007 se publicó la nueva “Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables” en el Diario Oficial de la Federación de México.

El 24 de Julio del 2007 se publicó la nueva “Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables” en el Diario Oficial de la Federación de México. Esta ley plantea la consideración de la pesca y la acuicultura como un asunto de seguridad nacional y “como prioridad para el desarrollo nacional de manera que se establezcan nuevas políticas y directrices para revertir la crisis pesquera que vive el país agudizada con la desaparición en 1994 de la Secretaría de Pesca”, según la propia redacción de la esta ley.
 
En el marco de esta “nueva” ley, se propone la creación — ahora sí que “por Ley” — de un “Fondo Mexicano para el Desarrollo Pesquero y Acuícola, PROMAR”, del cual hasta ahora, más allá de algún comentario como: “está en proceso”, “se está estudiando cómo implementar”, “está en revisión por las instancias correspondientes” y demás verborrea que se acostumbra a pronunciar en discursos públicos, no se ha sabido absolutamente nada.
 
Según la propia nueva Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, el fondo PROMAR sería el instrumento para la creación y operación del financiamiento que promoverá el desarrollo pesquero y acuícola, incluyendo a la investigación y transferencia de tecnología, componentes indispensables para revertir el rezago que, según la propia ley indica, está sometido el sector.
 
A México le lleva años generar y modernizar nuevas leyes. Un robusto aparato legislativo de 128 senadores y 500 (sí, leyó bien), 500 diputados hacen que la congruencia de opinión y el sentido común no sean los elementos más sobresalientes en los debates legislativos.
 
Ahora bien, la proclamación de una “nueva ley” sin el componente correspondiente de recursos económicos y financieros suficientes para su aplicación y operación es peor aún que dejar la ley antigua. A la proclamación de leyes sin la oportunidad de aplicarlas y desarrollarlas en México y en cualquier parte del mundo se le llama “demagogia”.
 
A un año y medio de la publicación de la nueva Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, el fondo PROMAR sigue sin entrar en funcionamiento. ¿Cuántos años les llevará a las instituciones correspondientes implementarlo y ponerlo en operación?...pregunta difícil de contestar.
 
Además, si la industria pesquera y acuícola no ejercen su respectiva presión aunado a la salida de los diputados que aprobaron esta nueva ley el próximo año, será difícil que haya avances significativos en el corto plazo. Así, esta nueva ley (como la acuicultura), seguirán teniendo un gran potencial, un gran futuro, una gran expectativa, pero en el presente, productores y comercializadores seguirán debatiéndose por subsistir en medio de un pantano que ha quedado entre la vieja y la nueva ley, una obsoleta y la otra que aún no arranca.
 
 
 
  • Primero
  • « Anterior
  • Siguiente »
  • Último

Archivo

2017


2016


2015


2014


2013


2012


2011


2010


2009


2008


2007


2005


2004


2003




Boletín de noticias


Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones