Panorama Acuicola 

English | Español

Blog

Editorial de julio 2004

El Síndrome de la Mancha Blanca

01 de julio de 2004

Nuevamente los cultivos de camarón en México se ven afectados por brotes epidémicos del Síndrome de la Mancha Blanca. Algunas granjas muy afectadas, han terminado por cosechar lo que han podido, y sólo muy pocas van a intentar sembrar para un segundo ciclo en el estado de Sinaloa.

Nuevamente los cultivos de camarón en México se ven afectados por brotes epidémicos del Síndrome de la Mancha Blanca. Algunas granjas muy afectadas, han terminado por cosechar lo que han podido, y sólo muy pocas van a intentar sembrar para un segundo ciclo en el estado de Sinaloa.

Otra vez a retomar el tema, pareciera que cuando las cosas van bien, se olvida con mucha facilidad cuando las situaciones no son del todo benéficas para nuestro desarrollo.

El tema del Síndrome de la Mancha Blanca en Latinoamérica, ha entrado en una etapa como de congelamiento, como si nadie quisiera hablar de él, y se optara mejor por ignorarlo. Puede ser una típica reacción de frustración.

Al principio, cuando se empezaron a detectar los primeros brotes en Ecuador, Perú, Panamá y el resto de Centroamérica, se invirtieron grandes esfuerzos económicos y humanos para intentar encontrar una manera de contrarrestar sus efectos.

Ahora, contrario a lo que sucedió en un inicio, ya nadie tiene la cura contra al Mancha Blanca. Nadie promociona productos "únicos", "milagrosos" y que sólo ellos "sí tienen la solución". Ya nadie dice nada. El mejor método que se encontró para contrarrestar sus efectos ha sido ignorarlos.

Lo único que pueden hacer los productores de camarón para disminuir los riesgos sanitarios que esta epizootia implica, es mantener vigentes las normas de bioseguridad, y no salirse de ellas. A estas alturas, ya prácticamente todos saben lo que deben de hacer, y lo que no deben de hacer. El más insignificante descuido puede acarrear consecuencias desastrosas.

Y otra cosa importante que los productores no deben de dejar de hacer, aún y que la frustración los embargue, es mantener contacto cercano y apoyar a la academia. Los Institutos y Centros de Investigación representan una oportunidad de encontrar soluciones a mediano y corto plazo, si son apoyados con constancia. Son, en realidad, la única esperanza para poder entender y manejar mejor este tipo de problemas sanitarios.

  • Primero
  • « Anterior
  • Siguiente »
  • Último

Archivo

2017


2016


2015


2014


2013


2012


2011


2010


2009


2008


2007


2005


2004


2003




Boletín de noticias


Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones