Panorama Acuicola 

English | Español

Evaluación del uso de hidrolizados funcionales de proteína de atún en dietas de camarón Litopenaeus vannamei en una granja comercial en Colombia.

09 de marzo de 2012

¿Quién no ha tenido dudas sobre la eficiencia del alimento que usa para sus crías?


Por Thomas Pierrot y Christophe Salaun

Las razones de los problemas que se presentan en esta etapa de la acuicultura pueden ser varias, incluyendo una mala alimentación. En el sector camaronícola, el costo relacionado a esta fase es el más elevado de los costos de cultivo. 

Siempre se busca un alimento que tenga el mejor desempeño posible, sobre todo a nivel de costo-beneficio, tratando de encontrar formas de mejorar el desempeño y el Factor de Conversión Alimenticia (FCA), con el objeto de hacer nuestra granja cada día más eficiente en términos financieros. 

Se han realizado varias investigaciones a nivel de mejoramiento global de las granjas con respecto al manejo ambiental, la eficiencia laboral y equipos nuevos; no obstante, es interesante conocer los experimentos realizados con el hidrolizado funcional como un potencializador de crecimiento, con el fin de buscar el mejor rendimiento posible del alimento y a la vez comprobar que los sobrecostos del hidrolizado aplicado podrían ser absorbidos por los mejores rendimientos obtenidos al final del ensayo. 

Actipal SL8 

El Actipal SL8 de Aquativ es un hidrolizado funcional a base de pescado; es una fuente de nutrientes activos naturales, conformados por aminoácidos libres, nucleótidos y péptidos bio-activos, los cuales mejoran el crecimiento del animal y su estado de salud mediante la inmuno-modulación y acciones antioxidantes. 

El siguiente es un experimento llevado a cabo para medir los beneficios de este producto. Su objetivo fue evaluar la eficiencia del producto en términos biológicos y financieros, utilizándolo en condiciones normales de campo. 

Materiales y métodos

Los ensayos fueron realizados en 4 estanques de 7 a 10 ha. Los estanques fueron sembrados con la misma densidad de 35 animales/m2. Fueron divididos en dos grupos, cada uno constituido por un estanque de prueba y un estanque testigo (ensayos 1 y 2). El alimento utilizado fue uno de engorde con 35% de proteína.

Se realizó la aplicación de 2% de Actipal SL8 en el alimento utilizado en los dos estanques de prueba. La mezcla del alimento con el Actipal  SL8 fue hecha de manera manual al iniciar los ensayos y hasta que los volúmenes de alimento lo permitieran. Se realizó la mezcla con una mezcladora de cemento. Siempre se dejó un día de margen entre la mezcla y la distribución del alimento.

La dosificación del alimento fue determinada por medio de una tabla de alimentación con ajustes según los resultados en los comederos; fueron colocadas 12 unidades de liberación de alimento por estanque. El manejo fue igual en todos los estanques.

La dosis diaria fue racionada en dos partes durante el primer mes de cultivo, siendo entregado el alimento por la mañana y por la tarde; posteriormente la ración fue entregada en tres partes, mañana, medio día y tarde; esto se llevó a cabo durante el resto del ensayo.

Se realizaron muestreos semanales después de los 30 primeros días del cultivo.

Diariamente se hizo un seguimiento de los niveles de oxígeno y de la temperatura en cada estanque. Tres veces a la semana se evaluó la aparición y florecimiento de microalgas, utilizando la medición de disco de Secchi.

Según los resultados de estos seguimientos, se tomaron acciones correctivas, como el aumento de recambio en el agua, el encendido de la aireación o el uso de percarbonato de sodio, entre otros.

Se cosechó un grupo de organismos a los 110 días (ensayo 1) y el otro a los 125 días de cultivo (ensayo 2).

Resultados y Discusión  

De los parámetros físico-químicos, el más relevante fue la concentración de oxigeno disuelto. No hubo mayores variaciones en los otros parámetros como la temperatura, salinidad o turbidez. Los resultados biológicos obtenidos se pueden observar en el cuadro 1.

En el ensayo 1, el crecimiento fue superior en 14.2% en el estanque 60 con el uso de Actipal  SL8 (Fig. 1). En el ensayo 2, el estanque 08 no tuvo el crecimiento esperado con el uso de Actipal SL8 (Fig. 2). Esto puede ser explicado por el hecho de que, al final del ciclo, el estanque 08 tuvo problemas de oxigenación, pues los niveles de oxígenos fueron más bajos en este estanque en en el estanque de control 17. Por tener una muy buena supervivencia, este estanque fue subalimentado durante todo el ciclo, limitando de manera directa el crecimiento de los organismos.

En ambos casos, la supervivencia fue superior en más del 10% en los estanques que fueron tratados con Actipal SL8.

Con respecto al FCA, en el caso del ensayo 1 se necesitó un promedio de 12% menos de alimento para producir un kg de camarón. En el ensayo 2, los resultados fueron similares, aunque el crecimiento fue inferior en el estanque tratado con Actipal SL8; sin embargo, esto fue compensado con la supervivencia.

En ambos casos, el rendimiento (medido en función de kg/ha), fue superior en los estanques tratados con Actipal SL8.

En el ensayo 1, el estanque tratado con Actipal SL8 produjo 5,142 kg más que el estanque control o testigo; en el ensayo 2, fueron 1,574 los kg adicionales en el estanque tratado con Actipal SL8. Teniendo en cuenta los precios de venta relacionados con las tallas del camarón obtenido en cada estanque, el beneficio neto total fue de USD$26,325 adicional para los estanques con tratamiento.

Conclusiones 

Es evidente que hubo resultados muy interesantes en términos biológicos con el uso de Actipal SL8: un crecimiento 3.6% mayor, una supervivencia mejorada en 12.6%, una disminución en el FCA de 6%, y un aumento en la productividad del 14.3%. Esto produjo mejores resultados financieros y en general aumentó en 15% los beneficios netos por estanque tratado con el producto.

Los nutrientes de Actipal SL8 tuvieron un impacto positivo en el desempeño zootécnico del camarón durante las pruebas de campo, mejorando el estado de salud general de los organismos, gracias a su actividad anti-estrés y su inmuno-modulación. Además, los hidrolizados de proteína de pescado son conocidos por su actividad anti-microbiana y sus acciones prebióticas, las cuales pueden incrementar la resistencia del camarón a patógenos oportunistas, balanceando positivamente su flora intestinal.

Se pudieron observar variables entre los resultados del ensayo 1 y del ensayo 2. Aquella variabilidad se explica por los diferentes niveles de oxígeno disuelto observados durante la cría y, en consecuencia, con los recortes de alimentación realizados. Los parámetros ambientales suelen ser un factor clave para beneficiar el desempeño y para permitir la eficiencia de una dieta con o sin un hidrolizado.

Cabe destacar que en esta prueba el uso del hidrolizado funcional Actipal SL8 generó un impacto muy positivo en términos de supervivencia (de 11.3% y 13.8 % en cada estanque comparado con sus controles correspondientes) y un mejoramiento en el desempeño global, permitiendo absorber los sobrecostos del hidrolizado y generar un beneficio económico significativo en ambos estanques con y sin problemas ambientales. 

 

Para más información sobre este producto, comuníquese con: Thomas Pierrot (Colombia), pierrot.thomas@gmail.com Christophe Salaun, Administrador de ventas Aquativ, Zona Andina y Panamá, csalaun.co@diana-aqua.com .



Boletín de noticias


Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones