Panorama Acuicola 

English | Español

El liderazgo sutil, discreto, sugerido…el más eficiente

En su negocio01 de diciembre de 2014

El mundo moderno, el de las prisas, el de la saturación de información, de las imágenes y de las noticias “en tiempo real”, nos tiene sumergidos en una estructura mental limitada por la inmediatez y las urgencias del momento.

* Por: Salvador Meza

Es imposible digerir la cantidad de información con que somos bombardeados a cada instante con correos electrónicos, mensajes de texto, mensajes por WhatsApp, Twitter, Facebook, LinkedIn, Instagram y demás redes sociales, sin considerar las viejas y tradicionales llamadas por teléfono.

La mayoría de los líderes, o que pretenden ser líderes, ya sea en empresas y negocios, como en el sector público y académico, reaccionan de inmediato al primer toque de su teléfono inteligente que le recuerda que la ha llegado un mensaje, un tweet, o que está entrando una llamada. Estos líderes tradicionales consideran que su liderazgo está garantizado en la medida en que salen al paso a la menor intimidación, ya sea ésta una llamada, un mensaje o un correo electrónico. Reaccionan de inmediato con una propuesta para mantener su posición y hacen prevalecer criterios sin detenerse a escuchar detenidamente lo que se les está planteando, no consideran que la mayoría de las veces es mejor relajarse y enriquecer los propios puntos de vista con los comentarios que se les está haciendo, cuidando que las decisiones finales sean las más adecuadas. 

Las premisas erróneas del liderazgo basado en el dinamismo, que llevan a actuar de inmediato, “de hacer algo” en lugar de quedarse esperando a que “todo se derrumbe”, tienen en realidad el objetivo de demostrar la capacidad de respuesta a toda clase de retos, pero en la práctica y a posteriori resultan poco eficaces y sólo prolongan el derrumbe.

No hay líder que no quiera ser reconocido por su determinación y por el valor de sus argumentaciones; sin embargo, aunque se tenga un registro de aciertos y victorias, nadie está exento de cometer errores o de propiciar que otros los comentan sobre la base de decisiones precipitadas y poco sopesadas.

En contraparte, el liderazgo basado en la observación y concienzudo análisis de las situaciones conlleva a las organizaciones a tomar las decisiones más acertadas y a evitar catastróficos resultados. Tampoco se trata de caer en la cómoda pasividad de retardar la toma de decisiones por evitar el riesgo que esto representa o disfrazar la inseguridad que se tiene por la ignorancia que priva sobre el tema a decidir, como sucede en muchos casos sobre todo en el sector público.

Tener una actitud observadora crítica, realizar análisis y síntesis a conciencia sobre estas observaciones y saber escuchar a los demás con prudencia y paciencia, nos da la oportunidad de no perder la perspectiva sobre la dimensión de una situación dada, y esto nos faculta la libertad de emitir una opinión contundente, sin objeciones, porque al final sólo estamos diciendo lo que los demás ya han pensado o comentado sin darse cuenta por estar ensimismados en mostrarse convincentes a como dé lugar.

Así, una sugerencia, un comentario oportuno, sutil y discreto puede dar la pauta de la dirección que tomarán los acontecimientos subsiguientes… esto es, un liderazgo fino y eficiente. 



Boletín de noticias


Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones