Panorama Acuicola 

English | Español

Blog

El tema de la pesca de camarón de altamar

El Blog de Artemia Salinas03 de mayo de 2010

Panorama Acuícola Magazine

Por Artemia Salinas

Según cifras del Banco de México, a través de FIRA (Fondos Instituidos en Relación a la Agricultura), el gobierno de México está subsidiando poco más del 13% del precio de venta en los EE.UU. de cada kilo de camarón de pesca de altamar que los pescadores y empresarios mexicanos exportan a este país. El subsidio se realiza a través de dinero que el mismo gobierno mexicano entrega a los productores para la compra de diesel, insumo principal para la captura de camarón durante la temporada de pesca.

El trece porciento es una cifra que bien pudiera ser el margen de utilidad neto que cualquier empresa desearía tener en cualquier actividad agropecuaria, pesquera, industrial y comercial. Es decir, el gobierno mexicano está subsidiando el margen de utilidad de la mayoría de las empresas pesqueras de camarón de altamar en México. ¿Por qué se da esta situación? Porque simple y sencillamente la pesca de camarón de altamar en México es poco o ya no es rentable para la mayoría de las empresas pesqueras y si no se les otorgara este subsidio, ya estuvieran fuera de mercado.

¿Por qué dejó de ser rentable la pesca de camarón de altamar en México? Básicamente porque el mercado ya no quiere pagar sus altos precios de venta. La estacionalidad de la producción aunado al carácter irregular en sus capturas, que algunas veces pueden ser abundantes y otras muy escasas, hace que el proceso de producción de este camarón sea muy elevado. Ahora, si a esto le sumamos el aumento de la disponibilidad en el mercado de tallas medianas y grandes de camarón de acuicultura (21/25 y 16/20 colas por libra), ofertándose a precios más bajos que los precios del camarón de barco (U/16, U/15, U/10 y U/8), propiciaron el declive de los precios de las tallas grandes de los barcos e hicieron que el negocio se convierta cada vez más en una actividad insostenible.

Para estas alturas de evolución cibernética, el devenir histórico del mundo ya le hubiera puesto fin a la pesquería de camarón en altamar con un mercado que se niega a pagar su precio, porque ya tiene la opción del camarón de acuicultura a mejores precios y con una disponibilidad constante durante todo el año. Si no fuera por el subsidio del gobierno mexicano, la flota ya hubiera parado desde hace años por falta de rentabilidad.

Sin embargo, el objetivo de este análisis no es cuestionar si el gobierno mexicano decide o no continuar subsidiando una industria que no es sustentable desde el punto de vista económico y discutible desde el punto de vista ecológico. Cualquiera que fuera su decisión, sus motivos tendrá. En cambio, sí es el objetivo de la presente disertación llamar la atención del gobierno mexicano en el sentido de que, si el precio del camarón de acuicultura que exportan los productores mexicanos estuviera subsidiado en un trece por ciento de su precio de venta,—cuidando de no caer en prácticas de dumping—, el beneficio para la población rural del país dedicada a esta industria, se multiplicaría escandalosamente.

La producción de camarón por acuicultura se reactivaría, se reanudaría la construcción de granjas de camarón, con la consiguiente creación de empleos rurales que esta actividad conlleva. Así mismo, la producción aumentaría y se crearían miles y miles de empleos en las plantas de proceso y empaque de camarón para su exportación, y esto propiciaría un aumento en las exportaciones y por lo tanto, más generación de divisas para el país.

Este subsidio bien pudiera otorgarse mediante un apoyo en la compra de granos para la elaboración de alimentos balanceados para camarón que le permita a la industria de los alimentos acceder a estos insumos con precios más bajos, que a su vez deberá transmitir al acuicultor reflejando el ahorro en el precio de venta del alimento. O bien, se podrían buscar algunas otras alternativas, pero es indispensable que se incluya un esquema de subsidios parecidos al “Procampo” de la agricultura, a la producción de camarón de cultivo, que es una de las pocas industrias agropecuarias que carecen de este tipo de apoyos en México, y que ha demostrado su rentabilidad contra todo tipo de adversidades durante más de 15 años de crecimiento consecutivo.

Comentarios

    • Monero
    • daniel arguelles
    •  publicado el 31 de mayo de 2010
    Artemia: Te quiero mencionar que las granjas acuícolas que operan en México, también reciben el apoyo de dos pesos por litro mediante tarjeta inteligente, por medio del Gobierno Federal. Sería importante que se comentara cual es el impacto en sus costos.

Deja tu comentario

Forma de comentarios

Escribe correctamente tu correo electrónico.

Obtiene tu Gravatar asi tu foto siempre aparecera en tus comentarios.



Boletín de noticias

Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones