Panorama Acuicola 

English | Español

Acuícola Gemso pone en alto la tilapia mexicana

Artículos y entrevistas08 de agosto de 2017

Desde 2013, Acuícola GEMSO ha logrado producir tilapia de alta calidad en jaulas flotantes en la Presa El Novillo. La empresa ha logrado comercializar su producto en los mejores mercados a nivel nacional e internacional, y cree firmemente en el potencial de la industria del cultivo de tilapia en México.

Gemso (Grupo Empresarial Sonorense) es un grupo familiar que nació hace más de 80 años en el estado de Sonora, al noroeste de México, y actualmente en varios estados del país. Gemso comenzó con la fabricación de velas, negocio que dejó para aventurarse en la industria harinera. Su éxito le permitió diversificar sus actividades, las cuales ahora incluyen agencias automotrices, invernaderos agrícolas de alta tecnología y bienes raíces.  En 2013, Gemso vio la oportunidad de explorar un nuevo giro de gran potencial: la acuicultura.

El grupo sonorense adquirió Sanagro S.A. de C.V., una de las empresas productoras de tilapia (Oreochromis niloticus) más fuertes de Sonora, con más de 9 años de experiencia en la industria. Juan Loustaunau, Gerente de Acuícola Gemso, nos recibió en las instalaciones de la exitosa empresa sonorense, la cual cuenta con un equipo de más de 180 empleados.

Juan Loustaunau tiene más de 15 años de experiencia en el cultivo de tilapia, colaboró en Sanagro S.A. de C.V., y actualmente es responsable de la producción de tilapia de alta calidad de Acuícola Gemso junto con Pablo Fernández, socio fundador de la empresa. Acuícola Gemso comenzó sus primeras siembras en abril de 2013, pero no fue hasta inicios de 2014 que comenzó con la exportación del producto a EE.UU. A partir de entonces, el mercado ha marcado la pauta del crecimiento en su producción.

El proyecto inició con 2,000 toneladas anuales, las cuales eran distribuidas por una empresa de renombre y gran experiencia en la venta de tilapia fresca en EE.UU. A finales de 2016, Gemso se propuso buscar nuevos mercados, clientes y productos de forma independiente, lo que tuvo un impacto positivo en la capacidad de venta de la empresa. En 2017, la producción de Acuícola Gemso llegará a las 4,000 toneladas anuales, con una expectativa de crecimiento anual del 25 %. 

Producción de tilapia

Actualmente, Acuícola Gemso produce tilapia del Nilo (O. niloticus) y bagre de canal (Ictalurus punctatus) en jaulas flotantes en la presa El Novillo, en el estado de Sonora, México. Durante la planeación del proyecto, Gemso optó por este método de cultivo, ya que es el que más se asimila a las condiciones naturales de los peces.Las jaulas flotantes, de 20 metros de diámetro y 6 metros de profundidad (1,884 m3), se siembran con alevines de tilapia, los cuales provienen de tres líneas genéticas distintas: Genetilapia (Spring Genetics), CRILAB (bignin-gif, línea de Tailandia) y Aquamol. A pesar de que Acuícola Gemso no cuenta con un programa genético, se involucra profundamente en el desarrollo del producto que manejan para asegurar su calidad y bioseguridad. Las jaulas manejan una densidad de cultivo de hasta 25 kg/m3 y utilizan distintos tamaños de mallas según la etapa de crecimiento del organismo. 

El ciclo de producción de Acuícola Gemso se divide en tres etapas principales: maternidad (0.3 g a 2 g), pre-engorda (2 g a 50 g) y engorda (50 g a 1 kg). El equipo de Acuícola Gemso ha logrado tasas de sobrevivencia promedio de 70-80 %, desde 0.3 g a 1 kg, y un factor de conversión alimenticio (FCA) promedio de 1.85 en producto para filete de >850 g y de 1.60 en producto de 500-850 g. 

Los excelentes resultados se pueden atribuir al buen manejo del sistema y a la forma de administrar el alimento. La experiencia del equipo Gemso le permitió desarrollar una tabla de alimentación propia que se adapta a las características del sistema de cultivo. El éxito de la empresa es resultado de mucho trabajo, perseverancia y dedicación. Juan Loustaunau nos compartió que ha sido un proceso de aprendizaje muy interesante, y que hay dos factores que, debido al sistema de producción (jaulas), han requerido mayor atención: el cuidado continuo de las mallas para evitar escapes y el correcto método de alimentación para obtener un mejor FCA. En el caso de las mallas, se implementó una segunda malla protectora, la cual permite un mejor resguardo de los organismos. Mientras que en relación con la alimentación, se ha requerido una continua supervisión y capacitación. 

Planta de proceso Desde el inicio, se contempló como parte del proyecto una planta de proceso funcional que cumpliera con las especificaciones nacionales e internacionales. Después de un largo proceso de diseño, durante el cual Acuícola Gemso buscó la asesoría de diversos expertos, la planta comenzó operaciones en noviembre de 2015. La planta de proceso tiene dos líneas de producción con una capacidad de 80 mil libras (36 toneladas) de filete por semana. Actualmente, se utiliza una de las líneas; sin embargo, la segunda se está habilitando para un nuevo proyecto de productos congelados. 

La tilapia es cosechada viva y transportada a la planta de proceso. Para ello, debe recorrer 6 km en agua y 3 km por tierra. Una vez en la planta, inicia su procesamiento, el cual se caracteriza por altos niveles de inocuidad y control de calidad. Las principales presentaciones que trabaja la planta de proceso son filete fresco, entero (natural con víscera), entero sin víscera, pecho o belly, lomos, y actualmente están incursionando en la producción de chorizo y hamburguesas. En 2017, se espera una producción de 4,000 toneladas; el 75 % es destinado a exportación (85 % filete, 15 % entero), y el otro 25 % al mercado nacional (90 % entero, 10 % filete). La ubicación geográfica de la empresa representa una ventaja competitiva para abastecer la demanda de la región oeste de EE.UU., donde la tilapia Gemso se vende en supermercados (Walmart, Sams, Vons, Aberstsons, etc.). En México, el producto sonorense se comercializa en supermercados, como Walmart y en centrales de abastos. 

Tilapia Gemso: producto certificado Cada vez más, la demanda por productos de alta calidad en los mercados locales e internacionales aumenta significativamente. Con el objetivo de asegurar la continuidad del proyecto y responder a la competitividad del mercado, Gemso tomó la decisión de certificar su producto. “El mercado te lo exige. Para llegar a los mejores mercados, debes llegar con el mejor producto, y no basta con decir que tu producto es producido conforme a las mayores exigencias; esto se debe de validar y ahí es donde entran las distintas certificaciones”, comentó Loustaunau, quien aseguró que la experiencia que han tenido con los procesos de certificación ha sido muy buena, pues les ha permitido mantener un proceso de mejora continua, ser más cuidadosos con el medio ambiente, y convivir en armonía con la comunidad.  Los procesos de certificación requieren un esfuerzo constante por parte de cada miembro de la empresa, en todos los niveles.

Para obtener las certificaciones, comenzaron a trabajar con procesos documentados y estándares, lo que permitió medir todo. Todo lo que se puede medir se puede controlar, y todo lo que se puede controlar puede resultar en un mejor tiempo y/o costo. La empresa cuenta con un Departamento de Control de Calidad y Certificaciones, responsable de monitorear y auditar los procesos. Además, Gemso colabora con NSF (National Sanitation Foundation) y Control Union (casas certificadoras), con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y el Comité de Sanidad Acuícola del Estado de Sonora (Cosaes). “En Gemso, vemos a las certificaciones como una oportunidad de mejorar lo que hacemos, como equipo y como personas, obligándonos a ser la empresa de tilapia número uno en México, con 100 % capital mexicano”, agregó Loustaunau.Actualmente, Acuícola Gemso cuenta con las siguientes certificaciones:

• BAP (Best Aquaculture Practices) en la granja y la planta de procesos. Actualmente está en trámite la certificación BAP para sus dos proveedores de alimento balanceado, con lo que la tilapia Gemso alcanzará tres estrellas BAP. 

• ASC (Aquaculture Stewardship Council) en la granja. • MSC (Marine Stewardship Council) en la cadena de custodia para la planta. 

• SENSAICA – Certificación en buenas prácticas de acuicultura de tilapia. Además está por llegar esta misma certificación para la planta de proceso y el cultivo de bagre. 

Consejo Empresarial de Tilapia Mexicana (CETMX)El CETMX está conformado por las principales empresas productoras de tilapia en México. Estas empresas, ubicadas en los estados Campeche, Chiapas, Jalisco, Michoacán, Tabasco y Sonora, producen alrededor del 30 % de la producción total del país. La formación del CETMX surge de la industria para la industria, con el fin de crear estrategias que permitan enfrentar los desafíos que limitan el crecimiento y desarrollo del cultivo de tilapia en México. Actualmente, la presidencia del CETMX la ocupa Gerardo Gándara, Director General de Acuícola Gemso.Los integrantes del CETMX creen firmemente en el potencial y la calidad de la tilapia mexicana, por lo que entre sus objetivos está el de promover el consumo entre los habitantes, posicionar el producto mexicano frente a los importados, y crear mejores condiciones para el desarrollo de la industria a través de ajustes en las leyes y reglamentos. 

Gemso y CETMX

La visión global y el enfoque local de Acuícola Gemso la hicieron jugar un papel crucial en la formación del CETMX. La iniciativa de formar un consejo que regule las condiciones del mercado para brindar oportunidades equivalentes a los productores nacionales surgió a partir de la sinergia entre Acuícola Gemso, Acuagranjas Dos Lagos (Regal Springs) y Granja La Noria, quienes posteriormente invitaron a otros productores del país a unirse al proyecto.“La formación de CETMX nos ha permitido identificar problemas que afectan a la industria en los diferentes estados”, compartió Juan Loustaunau. “El consejo ha ido avanzando poco a poco. En estos momentos, estamos trabajando en fortalecer la estructura interna para después integrar a más productores o miembros de la cadena de suministro del cultivo de tilapia que compartan nuestros intereses”. Desde su formación el CETMX ha trabajado estrechamente con la Comisión Nacional de Acuicultura y Pesca (CONAPESCA). Actualmente, se lleva a cabo una mesa de trabajo en donde integrantes del CETMX y representantes del Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Secretaría de Economía (SE), el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) trabajan en estrategias para regular las importaciones de tilapia e incrementar la producción nacional para satisfacer la demanda nacional. Con la finalidad de asegurar la calidad de la tilapia mexicana, CETMX está trabajando en una certificación mexicana que sea accesible para todos los sistemas y escalas de producción. 

Direcciones futuras

Acuícola Gemso busca continuar creciendo de forma sostenible, mientras mantiene su presencia en los mejores mercados, tanto a nivel nacional como internacional. Gemso se caracteriza por conocer completamente su producto y el proceso de producción, por lo que busca anticipar las necesidades del mercado y cumplir con ellas cuando éstas lleguen.

El grupo sonorense se encuentra en un constante proceso de innovación con el fin de diversificar su oferta de productos y aprovechar los subproductos de la tilapia. Acuícola Gemso reconoce que es esencial aumentar el consumo de pescado entre la población mexicana para así aumentar la demanda y, con ella, la producción. Como parte de la promoción del consumo de tilapia mexicana, la empresa sonorens explora productos con valor agregado y empaques innovadores que se adapten a las necesidades de los consumidores. Adicionalmente, la empresa tiene un nuevo proyecto de producto congelado. Desde su incursión en el sector acuícola, Gemso ha ganado experiencia en esta industria, por lo que en los próximos años buscará aprovechar los conocimientos adquiridos, su estructura y logística para explorar el cultivo de nuevas especies y la diversificación de productos. “Algunos de nuestros objetivos a corto plazo (dos años) son crecer la producción un 70 %, diversificar las especies cultivadas, y agregar por lo menos dos especies de agua dulce al mercado”, comentó Loustaunau. “Acuícola Gemso apuesta por la tecnificación de los cultivos, y busca nuevos sistemas de alimentación”, agregó. En el largo plazo, Acuícola Gemso busca consolidarse como una de las principales empresas mexicanas de producción de tilapia de alta calidad con presencia en México y EE.UU., para así impulsar la inversión en nuevos proyectos acuícolas, tanto en Sonora como en otras regiones del país, y aportar al crecimiento y desarrollo del sector acuícola mexicano.



Boletín de noticias


Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones