Panorama Acuicola 

English | Español

Truchicultura, una historia de éxito en Perú

Artículos y entrevistas14 de septiembre de 2009

Cuando iniciamos la crianza de truchas en jaulas hubo otras experiencias en el Lago Titikaka y en lagunas en la parte norte del departamento de Puno y, en aquel momento se vio a nivel regional la crianza de truchas como una alternativa de desarrollo para la región con todos los recursos hídricos que ofrece el Altiplano.

El padre Marcos Degen trabaja ya muchos años en Perú y en especial en el distrito de Arapa (Azángaro) lejos de su tierra, Suiza. Dedicado a labores pastorales y de ayuda a las comunidades campesinas, con su amabilidad y prontitud muy característica en él, concedió este diálogo a Los Andes, previo a la presentación de los productos a base de trucha de Arapa, que desde hace años impulsa.
 
Padre Marcos, muy pocos conocen o recuerdan el trabajo que realizó y realiza con la trucha en Arapa. ¿Cómo se gestó esta iniciativa?
 
El año 1989 los pescadores artesanales del Lago de Arapa en Perú, estaban tristes porque hubo pocos peces en el lago. Les propuse criar truchas en jaulas, estaban de acuerdo y comenzamos primeramente aprendiendo a armar las jaulas que era una cuestión técnica que superamos. Había ya experiencias de crianza de truchas en jaulas en el Lago Titikaka, y el personal del Ministerio de Pesquería de Puno nos ayudó en la parte técnica.
 
¿Con quiénes los inició?
 
Doce comunidades ribereñas del Lago de Arapa en Perú participaron en este proyecto organizándose en empresas comunales y aprendiendo a criar truchas, comprando los alevinos del Ministerio de Pesquería. Así aprendieron el manejo. Un factor importante era cabalmente la capacitación de los habitantes de la zona. Felizmente aprendieron rápidamente la parte técnica y el manejo como la parte organizativa y administrativa.
 
Se plantearon un reto porque era algo nuevo
 
Era nuestro afán demostrar que es posible criar truchas, procesarlas en un lugar del campo para ofrecer productos como enlatados, ahumados, frescos y envasados al vacío en diferentes cortes al mercado nacional e internacional. Así implementamos un laboratorio para hacer eclosionar ovas embrionadas de trucha importadas. Y formamos la empresa ARAPA SAN PEDRO Y SAN PABLO S.A.C. Construimos e implementamos una planta para procesar las truchas, de igual manera implementamos una planta para hacer el alimento balanceado para nuestras truchas en jaulas.
 
¿En qué etapa después de muchos años se encuentra la trucha en el Altiplano?
 
Cuando iniciamos la crianza de truchas en jaulas hubo otras experiencias en el Lago Titikaka y en lagunas en la parte norte del departamento de Puno y, en aquel momento se vio a nivel regional la crianza de truchas como una alternativa de desarrollo para la región con todos los recursos hídricos que ofrece el Altiplano. Poco a poco iban formándose empresas con apoyo de FONDEPEZ, de ONGs y particulares. Hoy hay una enorme oferta de truchas de Puno para la venta a Bolivia, Lima, Cusco y su exportación. Más bien no se ha logrado una organización regional que pueda, por ejemplo afrontar una exportación masiva de la trucha puneña y tampoco no se ha logrado instalar un Instituto Tecnológico Pesquero que posibilite estandarizar la trucha puneña.
 
Sabemos que la empresa ARAPA San Pedro y San Pablo SAC, con su idea y constancia es la pionera en la producción de trucha orgánica. ¿Cómo marcha este proceso?
 
Nuestra visión no es solamente la de ofrecer un producto de calidad para exportación, sino queremos también ofrecer un producto que señale el aspecto de sanidad, salud, limpieza etcétera, que cada vez más es apreciado y exigido sobre todo en países donde hay posibilidad de gastar dinero para este tipo de alimento. Por eso hemos hecho el gran esfuerzo de conseguir la Certificación de truchas orgánicas o bio-truchas. La Empresa Certificadora se llama BIOLATINA y esta a su vez estás coordinando con NATURLAND. Después de 2 años de instalar la infraestructura y cumplir con todos los requisitos hemos logrado la Certificación desde el año 2005, y renovado el año 2007 y 2009. BIOLATINA supervisa constantemente el proceso y controla si cumplimos con todas las exigencias. En caso contrario nos quitarían la Certificación.
 
Padre Marcos Degen ¿Cómo así vislumbró incursionar en trucha orgánica?
 
El sueño se cumplió y estamos en buena compañía de otras empresas que también han conseguido la certificación como las que producen café orgánico en los valles de Puno. Hemos ido a Ferias internacionales como la Feria Internacional de Productos Orgánicos en Nürnberg-Alemania, Feria Internacional Fancy Food en New York – EEUU y ahora nos preparamos para asistir a la Feria Internacional de la Anuga en Alemania (del 10 al 14 de octubre del 2009), estas dos últimas ferias, asistimos a través del Consorcio “Andenatura”, por cuanto la participación en estas ferias son muy costosas; pero hay que resaltar la aceptación y apreciación de tal manera que hemos podido hacer las primeras exportaciones.
 
Háblenos de las bondades de la Trucha orgánica.
 
Para conseguir la certificación, todos los aspectos de la trucha, crianza y procesamiento están sometidos a un estricto control de la procedencia y de las condiciones higiénicas de las ovas, de los insumos para la alimentación, de las herramientas, de los almacenes, de las máquinas etcétera.
 
Los que consumen bio productos o productos ecológicos de animales tienen la seguridad de que el animal, en este caso la trucha, está bien tratada y cuidada, bien alimentada y al momento de sacrificarlo también sin sufrir una muerte cruel. Y podemos estar seguros que no hay ningún elemento químico ni transgénico en la trucha.
 
¿Cuánto de la población de Arapa trabaja actualmente en este rubro?
 
Hemos conseguido un gran apoyo del Estado por medio de FONDOEMPLEO y en este Proyecto hay 240 socios inscritos de los cuales por lo menos unos 50 pueden trabajar y directamente e indirectamente están todos comprometidos con el cuidado del medio ambiente, comercialización, administración, organización, etcétera.
 
Sus expectativas para los próximos años con respecto al futuro de la trucha, y principalmente de la orgánica
 
El consumo de trucha en el Perú está en aumento. Pensamos que también poco a poco se toma conciencia del valor de los productos orgánicos. El pueblo quisiera comer productos ecológicos, pero aún la capacidad adquisitiva no permite comprar estos productos. Ojalá sean accesibles a la mayoría del pueblo, el ministro del Medio Ambiente señala continuamente los aspectos negativos de alimentos transgénicos y de ahí su preocupación. Para la exportación hay expectativas positivas aunque en este momento por la crisis financiera global el consumo en general ha disminuido un poco en los países del norte y esto notamos también en la venta de nuestro producto al exterior.
 
Hoy estarán presentando los productos de Arapa SAC, e incursionando en el mercado local de Puno, ¿qué expectativas tiene?
 
En Puno hay una gran oferta de truchas que provienen del Lago Titikaka y de lagunas. Nosotros aún no nos hemos posicionado mucho en el mercado de Puno. Esperamos lograr que se conozca nuestros productos en nuestra región y que se ofrezca al pueblo de Puno y también a los turistas una trucha de exquisita, de calidad y sumamente sana.
 
Fuente: Losandes.com.pe


Boletín de noticias

Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones