Panorama Acuicola 

English | Español

Artículos y entrevistas de marzo 2012

Foto-Bio Reactores de tilapia en Brasil; una realidad

09 de marzo de 2012


Durante la visita de nuestro editor en jefe a la Feria Internacional de Camarón de la Costa Negra, en Brasil, realizó una visita a la granja de tilapia de la compañía Fish-Sul, en el estado de Río Grande do Sul, y tuvo una entrevista con Ari Pasqualon, Director de Producción, así como con Sergio Zimmermann, Consultor internacional en acuicultura, para conocer de primera mano la información sobre los novedosos sistemas de foto-biorreactores utilizados para la cría de tilapia en este país.

¿Por qué decidieron entrar en el negocio de la tilapia?

Sergio Zimmermann- En 2003, los precios en el mercado de camarón bajaban constantemente. Yo convencí a Ari de que la tilapia sería una opción más segura y bara­ta. Y en 2004, hubo epidemias de Mancha Blanca y Síndrome de Taura en el área de Laguna, en Santa Catarina. Fue una gran tragedia para las personas que tenían cultivos allí, pues perdieron todo dos veces.

Ari Pasqualon- Nosotros optamos por la tilapia pues es una apuesta más segura y resistente. Este animal es mucho más evolucionado y tiene un sistema inmunológico bien determinado, pueden crearse vacunas para sus enfermedades; con el camarón, ni siquiera se sabe si tiene memoria inmunológica.

¿Cómo los recibió el mercado?

SZ- El mercado en la zona sur de Brasil no conocía a este pez. Se tuvo que desarrollar el mercado. Se creó una campaña para promocionar la empresa, regalando el producto en los supermercados; fue una campaña tan exitosa que llegó un momento en que empezaron a escasear los recursos y fue cuando se necesitó inversión para crecer. Actualmente, la empresa y la marca Fish-Sul tienen un valor increíble, pero para llegar a este punto se necesitaron casi 7 años.

¿Tienen competencia?

AP- Sí hay competencia, pero no a nivel local, sino de Sao Paulo. Además, hay restricciones que impiden que se importe tilapia de países como China; por el contrario, se exporta a estos países.

¿Cómo es el mercado de tilapia en Brasil?

SZ- El mercado brasileño no es como el mexicano. En México es fácil acomodar una tilapia pequeña, de unos 250 g, para consumo de familias de clase C. En Brasil, la gente casi no consume tilapia entera, la enorme mayoría de la producción es para filete.

AP- El filete de tilapia en Brasil se vende a unos 18 reales (USD$11) el kg. Para llegar a los 300 g, noso­tros tardamos cuatro meses, y hace­mos tres cosechas anuales. El filete tiene sus propias ventajas, pues su mercado es más estable, pero necesita de grandes inversiones en infraestructura para plantas de pro­cesamiento; nosotros actualmente rentamos, pues la cantidad que pro­ducíamos no justificaba una planta propia.

SZ- El fileteo también tiene sus desventajas, pues se desperdicia mucho producto si la gente no sabe procesarlo bien; también se pierde el control de la calidad y aumentan los costos. Quien gana más es el vendedor minorista, el supermercado, pues puede obtener una ganancia de hasta el 60%.

Alternativas para la comercialización de tilapia.

¿Cuáles son las alternativas para la comercialización de tilapia en Brasil?

AP- La tilapia para la producción de sushi y sashimi es una opción muy importante porque existe hoy una gran necesidad y demanda de pescado blanco. Hay poca oferta, pues el lenguado y otros pescados son muy caros.

Para comercializar la tilapia, se necesita un pez de alrededor de 1 kg. Como el cliente para este producto lo venderá ya preparado, a precio de salmón o atún, obtendrá una buena ganancia, así que lo interesante es venderle el pez completo y que él absorba el costo del desperdicio.

¿La tilapia permite cortes finos para este tipo de platillos?

SZ- Claro, aunque se pueden usar trucos. Por ejemplo, se puede empezar a congelar, sin dejar que se congele por completo; la carne queda un poquito más dura, pero se saca un filete muy delgado, blanco y de sabor suave.

AP- La ventaja de la tilapia es que otros peces como el lenguado son vendidos en pedazos grandes, y si no se usa todo, se pierde la parte no usada, lo que es un gasto porque este pescado es caro. En cambio, el restaurante puede comprar tilapia todos los días, fresca y de tamaño pequeño, lo que la hace una excelente alternativa.

SZ- Este mercado apenas está despegando. No ha llegado a regiones como Sao Paulo, donde puede haber un consumo muy grande, pues hay más gente que consume este tipo de productos. De todos modos, dada la población de descendientes de asiáticos en el país, sobre todo en el estado de Paraná, ya se consumen platillos con tilapia, adaptados a los ingredientes de la región. El sashimi de tilapia con col es muy común, por ejemplo.

Granjas con Biofloc.

¿Cuántas empresas en Brasil producen en Biofloc?

AP- En el sur de Brasil hay una o dos empresas que utilizan esta tecnología, pero son muy pequeñas, con uno o dos tanques cada una. En Sao Paulo también hay pocas. Todo esto por falta de infraestructura.

¿Cuál es la producción de Fish-Sul?

AP- Nosotros producimos entre 6 y 8 t de pescado al mes. También tenemos venta de larvas y juveniles de tilapia, lo que es un negocio más rápido, pero quita espacio para la crianza de adultos. Finalmente decidimos avanzar y decidimos adquirir nuestra propia planta de procesamiento.

Cosechamos a unos 600 g, con un filete de 100 g. Si cosecháramos a 1 kg, obtendríamos un filete más grande, para un mercado más caro, pero el costo de producción también es mayor.

¿Qué apoyo reciben por parte del gobierno? AP- Es sobre todo para financiamiento, pero no de fondo perdido. En Brasil, el fondo perdido solo se da para la compra de productos ligados a la acuicultura, como son los aireadores, pero no para el desarrollo de plantas. El gobierno maneja subsidios, con plazos largos e intereses cortos, pero finalmente tenemos que pagarlo todo.

¿Han enfrentado algún problema al intentar crecer? 

AP- Nuestro problema es la falta de una planta procesadora de filetes donde pudiéramos controlar la calidad. Sabemos que eso nos permitiría demandar más materia prima y ser un motor de crecimiento para el ramo. Con la planta, podríamos gestionar con otras empresas que, con la certeza de que compraremos sus productos, crecerían también.

Características de la acuicultura con Biofloc.

¿Qué ventajas tiene la producción en Biofloc?

AP- La principal ventaja es el factor de conversión alimenticia (FCA). El ideal se alcanza entre los 600 y los 700 g; cuando trabajamos con Biofloc podemos lograr un FCA de 1:1. Si no utilizáramos este sistema, tendríamos un FCA de 1: 1.4, aproximadamente.

SZ- El Biofloc es mucho más importante en el cultivo tilapia que en otras especies. En este negocio se necesita mucho volumen porque la tilapia está en camino de convertirse en un alimento para las masas, el margen tiene que ser pequeño, y el Biofloc es la clave para lograrlo. Además se puede contar con poco personal, pues pocas personas se pueden encargar del cuidado de todos los estanques.

Infraestructura.

¿Con qué infraestructura cuenta Fish-Sul?

SZ- Nosotros contamos con 24 tanques, de unos 640 m2 cada uno. Todos son tanques en V, con profundidad de 3 m. Utilizamos un aireador de 45º, es de tipo de inyección, que llega hasta los 27 m; tenemos dos aireadores por tanque, cada uno con 2 caballos de fuerza (hp). Los aireadores que compramos tienen una vida útil de unos 4 años; posteriormente tenemos que cambiar alguno de sus motores.

Uno de los tanques es destinado para la reversión sexual. Tenemos también dos tanques de reproductores y un tanque de engorde de 80x80 m, con capacidad para 1,000 m3 fuera de las hapas. Dentro de las hapas tenemos  alevines y juveniles.

AP- Renovamos la granja hace poco, y seguimos en ese proceso.

Hoy tenemos un sistema más resistente al viento; también se agregarán más tanques, con lo que la producción crecerá hasta unas 15 t mensuales.

Cuidado y mantenimiento.

¿Qué tan antigua es el agua que utilizan?

AP- En algunos de los  tanques, el agua está allí desde hace más de 4 años, sin drenar ni renovar, aunque tenemos que hacer monitoreos constantes, sacar el exceso de lodo y reponer el agua evaporada.

¿Cómo se saca ese exceso de lodo y qué se hace con él?

SZ- Se tiene una bomba de succión en el fondo, con la que se retira una parte del lodo. Ese lodo obtenido puede ser utilizado para agricultura. En un sistema heterotrófico sobra mucho; en uno más autotrófico, es una menor cantidad.

Antes de la cosecha, ¿cuáles son los parámetros básicos para mantener el Biofloc?

AP- Medimos el PH y salinidad.

¿El agua es naturalmente salobre?

AP- No, nosotros adicionamos la sal, a 3 partes por mil. El agua original se obtuvo de un pozo de 35 m, sale a 22º, incluso en invierno. Añadimos sal para mejorar el sabor y para reducir enfermedades, además de que regula la amonia. Podríamos trabajar con 5 o 6 partes por mil, pero el costo se eleva mucho. Se tiene que estar adicionando sal constantemente porque, aunque no se hace recambio, los animales absorben parte del compuesto.

Es muy difícil elevar la salinidad una vez al mes cuando ya ha perdido el equilibrio, así que es mejor añadir un poco, pero constantemente. El costo de la sal de toda la granja equivale a menos del 1% del costo total de producción.

¿Existe alguna medida para contingencias?

AP- Al fondo de la granja tenemos un tanque con tres veces la capacidad de los demás, que funciona como estanque de contención. Mide 100x14x4 m, y tiene capacidad de 3 millones de l. Sirve para la reposición de agua y en caso de emergencia para hacer recambio; en algunas ocasiones se necesita vaciar el agua de algún tanque, limpiarlo y sembrar de nuevo, así que se vacía todo en el estanque de contención. Lo usamos muy poco, más o menos cada 3 años.

¿Cómo se vacían los tanques en estas ocasiones?

AP- Cuando se cambia el agua de lugar, la mitad del tanque se vacía por gravedad, con manguera, el resto es por bombeo. El lodo se queda en el fondo, así que decidimos cuánto de eso retirar. Posteriormente se regresa el agua; el Biofloc tal vez se diluye, pero las sales minerales continúan allí.

Producción.

¿Qué alimentos utilizan para la tilapia?

AP- En los tanques con alevines de hasta 5 g, usamos alimento con 56% de proteína; luego los transferimos a tanques con alimento a 42%. Para peces desde los 50 g, el alimento contiene 32% de proteína.

¿Cuáles son las densidades que manejan?

AP- Todo depende de la talla del pez. En las fases iniciales, manejamos 25 mil peces por m3. A 700 g, se reduce la densidad a 12 mil peces por m3. Cuando hemos llegado a 1 kg, debemos bajar a unos 10 mil organismos por m3.

¿No conviene adquirir más aireadores en lugar de construir más estanques para aumentar la producción?

AP- Podría ser, pero también existe un riesgo. Alguna vez intentamos mantener los tanques con 30 mil peces por m3, pero el sistema no soportó la biomasa. El pez se estacionó en talla a las 4 semanas. Incluso con una buena oxigenación, se pueden mantener 25 mil peces, pero al llegar a ese punto, se debe hacer una selección, separando por tallas para tener un mayor control.

¿Cuál es el manejo que le dan a sus reproductores?

SZ- Tenemos dos tanques de reproductores. Manejamos tanto la incubación como la recolección de huevo ya eclosionado. A veces obtenemos muchos alevines en los estanques de reproductores, dependiendo del tiempo que se queden allí, nuestro promedio es a los 10 o 12 días.

AP- El tanque de reproductores es de menor profundidad pues así se protege del viento, y es más barato pues se gasta menos plástico y madera. Los dos tanques que tenemos funcionan como invernaderos tanto para reproductores como para los desoves.

¿Por qué es conveniente producir alevines?

AP- Tuvimos que hacer esta inversión, pues en invierno es difícil conseguir alevines en el sur del país. Comenzamos a producir nuestros propios alevines y a vender el excedente. Dependiendo de la cantidad que se venda, el precio oscila entre los 80 y los 90 reales (USD$47 53) por millar de alevines de 0.5 g.

Cosecha y depuración.

¿Cómo se cosecha?

SZ- Se cosecha con una red seleccionadora.

La cosecha la hacen 4 personas, quienes colocan la red y un clasificador de tamaño al final del tanque. Los peces pequeños pasan y los grandes se quedan en la red. Cuando llegan casi al final del tanque, se saca el clasificador, se pone una red por detrás y se lleva el pez hasta el final. Después se vuelve a clasificar, los peces pequeños son regresados al agua y los grandes van para depuración a un tanque especial.

¿Cómo manejan la depuración?

AP- Se depura durante todo un día, lo que es suficiente para eliminar cualquier sabor no deseado.

Normalmente no se necesita depuración, el Biofloc no produce sabor; pero preferimos hacerlo como garantía, pues si un tanque está muy cargado de Biofloc podría haber algas que den un sabor diferente al producto.

Fileteo.

¿Cuál es el rendimiento de su tilapia en filetes?

AP- De las 6 t que producimos al mes, obtenemos un 35% de filete; el resto es desperdicio, no se puede aprovechar porque hasta el momento la planta de proceso no es de la granja y sería difícil controlar el manejo de los subproductos.

Los encargados del fileteo, ¿ya sabían hacerlo o recibieron capacitación? AP- En la planta actual solían filetear un pez nativo con formato muy parecido a la tilapia, el cará; esta experiencia previa ayudó al fileteo de tilapia, así que para los trabajadores, el cambio fue fácil.

Necesidades humanas de un sistema de Biofloc.

¿Cómo se aprende a utili­zar el Biofloc?

AP- El manejo de Biofloc es algo que se aprende solo leyendo libros especializados en el tema. Pero también se necesita mucha práctica para perfeccionar la téc­nica adecuada para lograrlo. Entre más artesanal sea el sistema, más se depende de la gente; la auto­matización es difícil, porque las decisiones no se automatizan, siempre dependerán de una per­sona calificada que interprete los datos obtenidos.

¿Esto hace difícil una escala a nivel industrial?

AP- No necesariamente. La poca automatización no es una limitan­te para el crecimiento. En nuestro caso fue relativamente fácil que la gente aprendiera el sistema. No se necesita un biólogo para realizar las actividades; sin embargo, el Biofloc no es un sistema que se pueda imitar o copiar fácilmente, pues depende mucho de la expe­riencia de campo, es un sistema que se maneja a prueba y error y solo se aprende con la práctica día a día.

¿En cuánto tiempo se puede capacitar a una persona con conocimientos biológicos básicos para manejar un  sistema de Biofloc?

AP- Considero que necesita un entrenamiento inicial de unas tres a cuatro semanas en campo para entrenar y entender el proceso. Posteriormente regresará a su plan­ta, y los conocimientos adquiridos le servirán solo para saber qué hacer. Cuando el pez está listo, se necesita otra capacitación, ahora en toma de decisiones. La persona requerirá de apoyo constante hasta el final del proceso. Definitivamente se necesita encontrar al personal adecuado. Es un proceso un tanto largo, pues si la persona a capaci­tar no es la adecuada, no se podrá tener éxito. Además, la transferen­cia de tecnología es más una espe­cie de recetario que un manual, es decir, no se puede escribir todo en un libro, porque nunca terminaría.

Comentarios finales y conclusiones. Finalmente, ¿qué quiere agregar para nuestros lectores? AP- Quiero recalcar la importancia de los sistemas como el Biofloc en el éxito del cultivo de especies como la tilapia. Esta industria tiene un futuro muy promisorio en Brasil, ya es una realidad, y el Biofloc nos ha permitido hacer frente a los tiempos difíciles en que el producto no era conocido en la zona. Las ventajas del Biofloc son muchas y es vital que los acuicultores conozcan este tipo de tecnologías para que puedan explotar todo el potencial de sus granjas.

Archivo

2014


2013


2012


2011


2010


2009


2008


2007


2006




Boletín de noticias

Design Publications

Contenido

Servicios en línea

Redes sociales

Otras publicaciones